domingo, 26 de febrero de 2017

Domingos motivadores (46)


Nuestra vida es como un barco que debemos conducir nosotros 
y no las circunstancias u otras personas.

La vida es como el mar imponente, inmenso, peligroso y bello.

Nuestra vida, como el barco,
 tiene la vocación de explorar, de conocer, de movilizarse, 
no nacimos para estar anclados.

Los valores son como la brújula que nos indica en dónde estamos
 y el lugar al que queremos llegar.

Las fortalezas son el motor de nuestra vida, 
la fuerza que nos moviliza a nuestro destino (valores).

Identificar y trabajar en nuestras fortalezas 
es la clave para llegar a nuestro destino deseado.

Muchas personas se anclan o se hunden en el mar de la vida
 y les podemos ayudar desde las estrategias que nos da la psicología.

Autor: Iván Cardona

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!!