domingo, 11 de octubre de 2015

Domingos motivadores (31)

En mi reciente planteamiento de vida sana, entra de lleno el ejercicio. Un ejercicio que a día de hoy no puedo hacer (ya es todo un logro ir a hacer pis con el bastón, no os digo más), pero para el que voy cogiendo fuerzas y mentalizándome.

Mientras tanto, hay otro tipo de ejercicios que sí que puedo hacer y que me vienen muy bien para mi recuperación, y para la vida en general. Algunos ya los hacía, con el consiguiente beneficio para mi salud mental, otros nunca he sido capaz... otros estaban olvidados en el baúl de los recuerdos.

No se me ha ocurrido mejor motivación para el domingo que compartir este decálogo. El optimismo es un valor en alza al que yo me he abonado hace muy poquito, y al que cada vez estoy más enganchada.

Feliz domingo!!


6 comentarios :

  1. Grandes consejos!! Tienes razón, deberíamos de poner en práctica todos estos consejos!!!

    Feliz día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz domingo para tí también!! Muuua!

      Eliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo, y me encantan ver que hago varias de estas cosas ya sin ser consciente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, a mi es lo que más me gustó también cuando leí esta lista!!
      Un besote!!

      Eliminar
  3. Hace tiempo había visto una especie de ''cámara oculta'' en el que un grupo de mujeres actuaban en un bar. Una de ellas le decía a la otra cosas como las que te puedes decir tú delante del espejo: vaya pelos tienes, has engordado un montón, ¿eso es una estría?, madre mía qué nariz tan enorme.
    No sé, ese tipo de cosas que nos decimos más de lo que creemos. Estamos tan acostumbrados a hablarnos así que ni nos damos cuenta.
    Claro, la gente escuchaba cómo le hablaba y hasta había personas que se levantaban a decirle algo a la chica que le decía todo eso. Los que no decían nada miraban para ellas alucinando.

    Pues así de mal nos hablamos a nosotras mismas, señoras :(

    Yo ahora mismo estoy negativa no, lo siguiente. Algo que no me pasaba antes. Pero yo qué sé, te empiezan a pasar cosas, y no es tan fácil...
    Tengo que trabajar para cambiar eso y tener una actitud más positiva!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha costado, y me cuesta, muchísimo... pero se puede entrenar, se puede pulir, y se pueden ir cambiando pequeñas cosas.
      Las rachas malas son sólo eso, rachas, y generalmente se sobrevive a todas...
      Ánimo, que verás como al final puedes aprender algo de todo esto y salir fortalecida.
      Un beso fuerte, y gracias por tu comentario!

      Eliminar

Gracias por tu comentario!!