viernes, 9 de junio de 2017

Motivo 87: Días...

Hay días, y días...
Ayer estuve muy contenta, agradecida por lo que tengo, feliz con mi rutina. El ideal al que aspiro yo a diario. No por tener más que otros días... sino por sentirme afortunada al tener lo que tengo.

Sin embargo, hoy me he levantado todo lo contrario. Creo que es hormonal... pero a mi cabeza le ha dado por pensar en todo lo que no tengo, en lo que me sobra y en lo que he perdido por el camino de la vida.

Aunque hoy estoy tontorrona y es lo que toca, con el tiempo he aprendido a ver estos nubarrones de forma diferente. Intento pensar lo menos posible, buscarme toda la distracción que pueda, no dramatizar y esperar que mañana sea mejor.

He aprendido que no hay días buenos si no hay días malos, que ambos son naturales y forman parte de la vida y que los dos tipos de días se pueden disfrutar.

Sí, se puede disfrutar lo malo también. Puedo concederme el gustazo que da llorar cuando apetece, sean más o menos razonables los motivos. Tenemos capacidad para exprimir días regularcillos y sacarle su lado positivo. 

Es lo que me apetece hoy... lloriquear sin filtro y darme tiempo para mis mierdas, para que mañana salga el sol sin nubes en el horizonte.

Feliz fin de semana a tod@s!

4 comentarios :

  1. te pongo esta historieta de los pitufos que suelo poner a mis amiguitas en facebook cuando están plof.
    http://i64.tinypic.com/23kvlv8.jpg
    a mí a veces después de haber estado triste suele salirme una vena irreverente-gamberra. supongo que es una defensa de la mente.
    besos y espero que mañana sea mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chema, me has hecho sonreír, jeje!
      Besitos!

      Eliminar
  2. Yo todavía no consigo disfrutar de los días malos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se puede llegar a conseguir... así que te animo a seguir intentándolo.
      Un besito!

      Eliminar

Gracias por tu comentario!!